Westin Hamburgo, el hotel situado en pleno distrito Patrimonio de la Humanidad

Habla el lenguaje del abanico

Habla el lenguaje del abanico

Te quiero. Te pertenezco. Estoy impaciente. Tajante, directo, poético y con carácter. El lenguaje del abanico nos lleva a episodios de amor cortés, salones de baile y luz de velas. No hay complemento más elegante, que dé más juego y sobre todo más español que el abanico. Este accesorio, que últimamente ha quedado  un poco en desuso, vuelve a tomar protagonismo en los vestidores más exigentes de la mano de Duvelleroy.

No reveles nuestro secreto. Su historia se remonta a un taller fundado en 1827 que confeccionaba estos accesorios para las monarquías europeas del siglo XIX, siendo proveedor único de la reina Victoria. Duvelleroy es la única Maison francesa dedicada a la fabricación de abanicos que ha sobrevivido hasta nuestros días, gracias a la asociación de dos mujeres, Eloïse Giles y Rapahëlle de Panafieu con el último heredero de la familia Duvelleroy. Convencido de que en algún momento alguna mente visionaria haría algo grande con la marca,  su heredero guardó toda una colección de bocetos, plisados, piezas vintage y retales. La llegada de las dos nuevas Directoras Creativas en 2010 hizo realidad ese sueño: actualizar y modernizar la Maison.

Cuándo podré verte. Para una novia o para una fiesta nocturna,  los abanicos están diseñados por maestros de la Alta Costura y combinan el saber hacer de docenas de grabadores, plisadores o bordadores que confeccionan piezas de exóticas plumas, organza bordada o seda con pan de oro sobre varillas de ébano, nácar o marfil.

                   

Me gustas mucho. Su segunda línea, R by Duvelleroy, aleja el arte de abanicarse de la pompa y el boato de las grandes galas y lo traslada a un look mucho más moderno y fresco, por hacer un chiste fácil. Sus originales diseños, en colaboración con prestigiosos artistas como el diseñador de moda Jean-Carles de Castelbajac, con los simpáticos Air Conditioning; la ilustradora Lovisa Burfitt con su colección Parisienne o los curiosos Gone With The Wind salidos de la locura de Panda Kunst.

                   

Deseo conocerte. ¿Dónde encontrar estas piezas de coleccionista? La emblemática Colette ofrece sus colecciones pero puedes encontrar aquí su lista de puntos de venta al completo. Para darse un capricho y aprender uno de los idiomas con más gracia del mundo.

                                                           

Fotos © Duvelleroy

 



Share 'Habla el lenguaje del abanico' on Bitacoras Share 'Habla el lenguaje del abanico' on Delicious Share 'Habla el lenguaje del abanico' on Digg Share 'Habla el lenguaje del abanico' on StumbleUpon Share 'Habla el lenguaje del abanico' on Tumblr



© El contenido de Pasión Lujo - Le Blog (textos y fotografías) está protegido por Derechos de Autor.
No podrá ser utilizado o reproducido, ni totalmente ni parcialmente, sin el permiso expreso de los propietarios de los Derechos de Autor.




Artículos relacionados
Las bicicletas son para Longchamp

Las bicicletas son para Longchamp

Tras Oh my bag! y Oh my dog!, la casa de accesorios francesa Longchamp, vuelve a envolvernos en un delirio parisienne (literalmente), ultra...

  25 años de un mágico elixir

25 años de un mágico elixir

Me apasionan los perfumes.   No me importa coincidir en una fiesta o reunión con el mismo bolso o el mismo vestido que otra invitada....

  50 años de Valentino

50 años de Valentino

Seguimos de aniversarios, conmemoraciones y celebraciones varias y en este caso le ha tocado a Valentino.   La firma italiana se...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.