Westin Hamburgo, el hotel situado en pleno distrito Patrimonio de la Humanidad

La feria de las vanidades. París Alta Costura (I)

La feria de las vanidades. París Alta Costura (I)

Me encanta la Alta Costura. Adoro lo barroco, lo bizarro, lo elaborado. Tejidos llenos de texturas y colores plagados de matices construyendo el sueño de un traje concebido para ser admirado. Esculturas talladas a mano por maestros de la aguja. Obras de arte con alma propia, sin más razón de existir que ser en sí mismas.

Sin embargo la crisis, esa crisis de la que todos hablamos desde hace años se hace notar, y si bien no se hizo tan patente en la pasarela masculina de ready to wear, sí asoma tímidamente aquí, donde no se debería siquiera conocer su significado. Crisis económica y crisis de ideas y creatividad. ¿Estamos perdiendo la Alta Costura?

Christian Dior sin John Galliano, ya lo vimos en la colección de hombre, es como coloquialmente se dice, un jardín sin flores. Una pasarela blanca, aséptica, por la que desfiló una revisión de los archivos de la casa. Chaquetas y blusas cortas y entalladas, minúsculas cinturas y faldas de vuelo. El New Look que Dior creara en los 50, reinterpretado en organza y bordados. Se cuelan algunos vestidos largos con fluidas faldas transparentes. Las propuestas de alfombra roja destacan por su complicación pero siguen sin sorprender. Blanco, negro, gris, morado y coral son los únicos tonos empleados. Falta el espectáculo, la emoción, el sueño, la locura que sólo el genio de Gibraltar era capaz de gestar.

Atelier Versace regresa a la pasarela noble después de 7 años de descanso y deja claro que la Alta Costura no tiene por qué ir ligada a los vestidos de princesa. Donatella Versace ha presentado a sus “guerreras” como ella misma las ha llamado, embutidas en una segunda piel de encaje, seda y brocados bañados en colores flúor. Sobre el pecho se ajustan los corsés a modo de armadura. A la cadera descansan sus gráciles escudos estructurados con un cierto aire ochentero que se aprecia también en los hombros. En las piernas, faldas transparentes con vertiginosas aberturas, mini faldas y minishorts o botas altas de raso o encaje. Incluso los zapatos llevan su propio yelmo.

Armani Privé presenta una colección que parece inspirada en un reptil que nace, crece, muda su piel, se revela contra su propia naturaleza y surge, finalmente, lleno de vida. Las prendas parecen reposar o desmontarse sobre el cuerpo, los tejidos brillan como la húmeda piel de una serpiente, los volantes se alinean como escamas, las chaquetas de cocodrilo se exhiben descaradas y el estampado de pitón en faldas y vestidos no se avergüenza de su naturaleza mutable.

Giambattista Valli también ha seguido la tendencia de las transparencias y la naturaleza. Apliques en forma de flor salpican las faldas o cubren mangas y hombreras. Colores intensos como el ciruela, rojo, fucsia o carmín, acompañan al negro, al blanco y a los tonos pastel en un desfile que alternaba encaje y escotes con modelos de cuellos cerrados y mangas largas. Tocados elaborados y reminiscencias de su paso por Ungaro. Volvemos a ver que no es necesario hacer un vestido aparatoso para impresionar. ¿Lo mejor? La joyería de Luigi Scialanga.


 

En Givenchy se aprecia un trabajo diferente. Un vestido inspirado en la piel de cocodrilo toma sentido cuando cortas las escamas una a una y las coses formando un dibujo exquisito durante más de 350 horas de trabajo. Los tank top de cashmere asoman, descarados, bajo la seda y las lentejuelas. Una simple camisa blanca y una falda negra con una cremallera que la cruza de arriba a abajo esconde el increíble forro de lentejuelas blancas. Nada de esto tendría sentido si no lo luciera una auténtica masai. Desafiante. Altiva. Esto es Alta Costura.

 

 

Karl Lagerfeld ha vestido a la casa Chanel de azul. Azul marino, azul celeste, azul grisáceo, azul real… Frío, inteligente y melancólico. Luminoso como el día. Misterioso como la noche. Siluetas alargadas que no marcan la cintura y destacan a la cadera. Una actitud serena y despreocupada de las modelos que paseaban impasibles con las manos en los bolsillos. Seda, brocados e incluso celofán en una colección entre sesentera y futurista que en la mayoría de sus propuestas, basaba la belleza del look en el tipo de escote.

 

Un Elie Saab en colores pastel nos muestra su delicada colección. ¿El hilo conductor? La naturaleza, presente en estampados, bordados y apliques. Ninfas en empolvados tonos se mueven bajo fluidos vestidos de seda que vuelan a su paso o muestran su figura con faldas de vuelo. Cada modelo se adivina sorprendentemente ligero a pesar de lo intrincado de su factura. Incluso el imponente vestido de novia. Es precisamente esa ligereza y dinamismo lo que le hace el preferido de las estrellas de Hollywood en la alfombra roja: no pesa, es elegante y delicado, comedidamente sorprendente. Ese es su acierto… y su desacierto, porque ya no nos impacta. Su talento, que es mucho, empieza a estar desaprovechado.

Seguimos expectantes ante el resto de muestras. Nos dejaremos sorprender, ¡lo estamos deseando!

Fotos ©Style.com



Share 'La feria de las vanidades. París Alta Costura (I)' on Bitacoras Share 'La feria de las vanidades. París Alta Costura (I)' on Delicious Share 'La feria de las vanidades. París Alta Costura (I)' on Digg Share 'La feria de las vanidades. París Alta Costura (I)' on StumbleUpon Share 'La feria de las vanidades. París Alta Costura (I)' on Tumblr



© El contenido de Pasión Lujo - Le Blog (textos y fotografías) está protegido por Derechos de Autor.
No podrá ser utilizado o reproducido, ni totalmente ni parcialmente, sin el permiso expreso de los propietarios de los Derechos de Autor.




Artículos relacionados
MALNE – Haute Couture con sello español

MALNE – Haute Couture con sello español

Paloma Álvarez y Juanjo Mánez son dos diseñadores que durante años han hecho soñar y volar la imaginación dentro del mundo de la...

  La Colle Noire, la fragancia de Dior tras una historia de cuento

La Colle Noire, la fragancia de Dior tras una historia de cuento

Hay firmas de las que creemos saberlo todo. Que nos fascinan, a las que seguimos de cerca en cada paso. Que admiramos, con las que nos...

  Toni Garrn, la nueva princesa urbana de Elie Saab Le Parfum

Toni Garrn, la nueva princesa urbana de Elie Saab Le Parfum

Elie Saab es uno de esos nombres propios que las mujeres paladean con placer cuando pronuncian. Es el nombre de quien supo ver en ellas...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.