Westin Hamburgo, el hotel situado en pleno distrito Patrimonio de la Humanidad

De Madrid al cielo – Hotel Wellington

De Madrid al cielo – Hotel Wellington

Todas las semanas os llevamos por los destinos más apaetecibles del mundo, los más lujosos, los que nos ofrecen las más trepidantes actividades y los que ponen a nuestra disposición los hoteles más confortables.

 

Esta semana nos vamos a quedar un poquito más cerca.

 

Gertrude Stein dijo: “América es mi país y París es mi ciudad”. Yo soy madrileña (castiza!) y aunque adoro viajar no podría vivir en otro sitio que no fuera Madrid. Nuestra capital tiene el tamaño perfecto, lo suficientemente grande para albergar todo tipo de atracciones culturales y de ocio pero moderadamente reducida para no sentirte perdido ni desamparado. El stress del invierno te hace vivir en constante y atractiva acción y en verano, cuando la canícula cae plomiza sobre ti tampoco importa, porque es delicioso pasear por sus calles casi desérticas.

 

De todas las áreas de la ciudad, una de las más agradables y que más nombres ilustres ha alojado es el Barrio de Salamanca: Gustavo Adolfo Bécquer, Juan Ramón Jiménez,  los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, Camilo José Cela, Emilio Castelar y Ripoll, Antonio Cánovas del Castillo, Benito Pérez Galdos, Gregorio Marañón, Francisco Pi y Margall, Rubén Darío, Federico García Lorca, Santiago Ramón y CajalRamón Gómez de la Serna o Miguel Hernández fueron algunos de los que paseaban estas calles.  Aquí junto al Parque del Retiro, la Milla de Oro, la Puerta de Alcalá y a pocos pasos de la Plaza de Colón y el Paseo de Recoletos, donde nos espera el legendario Hotel Wellington.

 

 

 

 

El 19 de abril de 1952 el número 8 de la calle de Velázquez veía nacer, de la mano del empresario de transportes y fundador de la ganadería de toros de lidia que lleva su nombre Baltasar Ibán Valdés.

 

Este ambicioso hombre encargó en 1944 un importante proyecto al arquitecto Luis Blanco Soler en momentos de incertidumbre en la industria hotelera y la economía en general. Tras algunos desencuentros y divergencias finalmente vio erigirse un edificio de dos fachadas proporcionales y de noble apariencia que hacen hoy del Hotel Wellington un edificio catalogado y protegido dentro del Patrimonio arquitectónico de Madrid.

 

 

Modificando los criterios hoteleros imperantes hasta la fecha en Europa y América, el nuevo hotel se componía de habitaciones mucho más amplia, 160 en total clasificadas en tres tipos: dormitorio con cuarto de baño, dormitorio con salón y baño, y suites que constan de dos dormitorios con baños independientes, vestidor y salón.

 

En la zona de entrada se dispusieron los espacios de Recepción y Conserjería, una sala de fiestas, comedor privado, galería comercial, restaurante, bar, sala de lectura y un gran hall. Además,  contrariando a las necesidades del momento y a las opiniones de los técnicos Ibán apostó por la construcción de un gran garaje.

 

Tal fue la demanda del nuevo hotel que en 1976 en el número 6 de la calle Velázquez se inauguró la ampliación del Hotel Wellington en el lugar donde hasta julio de 1936 Ramón Gomez de la Serna tuvo el famoso Torreón.

 

El primer cliente alojado dejó escrito “con una gran satisfacción por ser el primer español inscrito en el registro de este magnífico hotel puesto a la altura de los primeros del mundo”.  Desde entonces el desfile de celebridades ha sido incesante: Gene Kelly, Xavier Cugat, Graham Greene, Ernest Hemingway, Severo Ochoa, los Duques de Wellington y Ciudad Rodrigo o el humorista Gila han pasado por el Wellington. Los Reyes de España, SS.AA.RR. Los Príncipes de Asturias, SS.AA.RR Las Infantas Doña Elena y Doña Cristina también han visitado el hotel, y las estrellas de cine Paz Vega, Adrien Brody y Matt Damon no dudaron en alojarse aquí.

 

Además, el hecho de que en los años cincuenta Curro Romero estableciera su residencia en el hotel ha hecho que desde entonces sea el lugar donde los maestros lidian con los momentos de espera. Paco Camino, Jaime Ostos, Rafael de Paula, Manuel Benitez “El Cordobés”, El Niño de la Capea, Manuel Caballero, Finito de Córdoba, Ortega Cano, Cesar Rincón, Luis Francisco Esplá, Espartaco, Francisco Rivera Ordóñez, Dávila Miura, “El Cid”, Sebastián Castella, o Alejandro Talavante son sólo algunos de los que se pueden ver cruzando el hall.

 

 

Lo último del hotel es la  incorporación de las máquinas de entrenamiento Technogym en la suite presidencial 801, su joya, la Kinesis Personal, que permite realizar más de 200 ejercicios, y la cinta de correr Run Personal Visionweb dotada de conexión a Internet, televisión integrada y conexión con iPod e iPhone, para disponer de contenidos de vídeo y audio directamente en una pantalla de 19”, te pondrán a punto antes de un día intenso en la capital.

 

 

Tampoco olvides  tomar un cóctel en la terraza – piscina de verano, recién inaugurada hace tan sólo 2 semanas en una fiesta que contó con un desfile de The Extreme Collection, Manolo Blahnik y La Perla; y un espectáculo a cargo de Bailamos Bollywood.

 

 

Visítalo y recuerda: De Madrid… ¡al cielo! (y un agujerito para verlo).

 

 

©Hotel Wellington Madrid



Share 'De Madrid al cielo – Hotel Wellington' on Bitacoras Share 'De Madrid al cielo – Hotel Wellington' on Delicious Share 'De Madrid al cielo – Hotel Wellington' on Digg Share 'De Madrid al cielo – Hotel Wellington' on StumbleUpon Share 'De Madrid al cielo – Hotel Wellington' on Tumblr



© El contenido de Pasión Lujo - Le Blog (textos y fotografías) está protegido por Derechos de Autor.
No podrá ser utilizado o reproducido, ni totalmente ni parcialmente, sin el permiso expreso de los propietarios de los Derechos de Autor.




Artículos relacionados
Mercer Sevilla, el 5 estrellas Gran Lujo en el centro histórico de Sevilla

Mercer Sevilla, el 5 estrellas Gran Lujo en el centro histórico de Sevilla

Sevilla es, sin lugar a dudas, una de las ciudades con más encanto y magia de la geografía española. Todo aquel que visita este paraíso...

  La Moda Romántica llega a Madrid

La Moda Romántica llega a Madrid

El otoño parece haber llegado para quedarse a Madrid. Parece que, de momento, se han acabado los planes de terracita y sol, pero la...

  Gran Meliá Palacio de los Duques, un tributo al arte en el centro de Madrid

Gran Meliá Palacio de los Duques, un tributo al arte en el centro de Madrid

Madrid no tiene playa, pero tiene magia y un encanto especial que enamora a quien la conoce. Es una de esas ciudades que conquistan y...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.