Westin Hamburgo, el hotel situado en pleno distrito Patrimonio de la Humanidad

Porsche: una historia con muchos caballos

Porsche: una historia con muchos caballos

Es elegante, es veloz como el viento y el rugido de su motor para muchos es auténtica música para sus oídos.

 

Sin embargo, tan importante como su cilindrada, su potencia o su equipamiento es la insignia que corona su capó. Hablamos de Porsche, una firma que con 60 años de historia sigue revolucionando el mundo del motor.

 

A principios de los años 50, el profesor Ferdinand Porsche, su hijo Ferry y su círculo de confianza se reunieron para trabajar en el desarrollo de un emblema de la compañía con la intención de que hiciera referencia a su ubicación en Stuttgart y que transmitiera una imagen dinámica y potente.

 

Después de numerosos intentos tanto por parte del profesor Porsche como del ingeniero Franz Xaver Reimspieß, se creó una insignia que fue marca comercial de la compañía durante mucho tiempo en todo el mundo. Este emblema unía elementos de la historia de Baden-Württemberg: estilizados cuernos y los colores rojo y negro, los del estado, en un claro gesto hacia Suabia, segunda residencia de la familia Porsche.

 

Este sentimiento patriótico tuvo algunos problemas iniciales y fueron necesarias duras negociaciones con la autoridad local, quienes no dudaron al darse cuenta de la fuerte lealtad de la empresa.

 

El centro del escudo muestra un caballo negro galopante, con una expresión que mezcla a la vez el empuje y el poder y una adaptación del sello de la ciudad. Stuttgart, donde se estableció en el año 950 la ganadería de Stuotgarten, ha tenido caballos en su escudo de armas en diferentes diseños desde el siglo XIV. A través del uso del caballo y de la palabra “Stuttgart”, el equipo de Porsche estaban dando una clara señal de la unión que sentían con su patria. El emblema tiene los contornos exteriores de un escudo, mientras que la palabra Porsche domina el conjunto, coronando la composición.

 

Escudo Porsche  Escudo insignia Porsche

 

 

Así, en 1952, el Porsche 356 llevaba el característico escudo por primera vez. Fue colocado en el centro del volante algo que Ferdinand Porsche, que murió el 30 de enero de 1951, no pudo presenciar. A finales de 1955, la insignia aparecía también en el capó e integrado en el mango. Hoy que el mango ya no existe se ha mantenido el escudo en el capó.

 

Porsche Escudo

 

A partir de 1959, las llantas también contaron con el caballo, los cuernos y los colores, permitiendo a los transeúntes a reconocer el coche deportivo también de lado, permaneciendo así hasta nuestros días.

 

.

Hoy, el inconfundible escudo se ha relanzado para el Porsche 356 y los primeros Porsche Classic. Con el fin de reproducir fielmente el emblema histórico respetando el color original y eligiendo el material adecuado, sus expertos han investigado cuidadosamente la historia de la insignia, que entre 1952 y 1998 tubo hasta tres versiones diferentes.

 

Parece sencillo, ¿verdad? No te pierdes el vídeo de su fabricación…

 

rel=”nofollow” target=”_blank”>

 

©Porsche

 

 



Share 'Porsche: una historia con muchos caballos' on Bitacoras Share 'Porsche: una historia con muchos caballos' on Delicious Share 'Porsche: una historia con muchos caballos' on Digg Share 'Porsche: una historia con muchos caballos' on StumbleUpon Share 'Porsche: una historia con muchos caballos' on Tumblr



© El contenido de Pasión Lujo - Le Blog (textos y fotografías) está protegido por Derechos de Autor.
No podrá ser utilizado o reproducido, ni totalmente ni parcialmente, sin el permiso expreso de los propietarios de los Derechos de Autor.




Artículos relacionados
Porsche 911 hace las maletas

Porsche 911 hace las maletas

Estos días son muchos los que emprender el viaje rumbo hacia las ansiadas vacaciones. Por fin llegó la hora de hacer las maletas,...

  Porsche 911, medio siglo de leyenda

Porsche 911, medio siglo de leyenda

2013 va a ser un año muy especial para Porsche, pues celebra el 50 aniversario de nada menos que su mítico 911. Tan señalada fecha bien...

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.